El oriental puerto somalí de Kismayo fue sacudido este día por una explosión seguida de un tiroteo en un céntrico hotel, donde se realizaba una reunión entre legisladores y ancianos líderes comunitarios.

El hecho ocurrió en el hotel Asasey y fue reivindicado por el grupo islámico radical al-Shabab, ligado a Al Qaeda, el cual trata de desplazar al gobierno local, informó Al Jazeera.