LONDRES.- Los estudios Leavesden de Warner Bros. ubicados a las afueras de Londres, donde se filmaron las películas de Harry Potter, se incendiaron pero el fuego fue contenido por los bomberos y afortunadamente no se reportaron víctimas.

El siniestro se produjo el pasado miércoles en una de las plataformas de sonido, misma que era utilizada por la producción de Avenue 5, y alcanzó además un set que no estaba en uso.