PARIS.- El tenista suizo Roger Federer tuvo un dulce regreso al Roland Garros, después de tres años ausente pudo iniciar con victoria en el torneo tras vencer en tres sets de 6-2, 6-4 y 6-4 al italiano Lorenzo Sonego.

En el partido, Federer fue amplio dominador en la arcilla, demostró su excesiva concentración que lo caracteriza y nunca se vio presionado, lo que le valió para derrotar con facilidad al italiano en poco menos de dos horas, y así avanzar a la segunda ronda, que lo mantiene con el sueño de conquistar el torneo por segunda vez en su carrera.