El portero español Iker Casillas fue ingresado este miércoles de urgencia en un hospital de Oporto tras sufrir un infarto agudo de miocardio durante un entrenamiento, aunque se encuentra estable y su problema cardíaco fue resuelto.

El Oporto, club portugués en el que juega desde 2015, informó en un comunicado de que el futbolista está ingresado en el Hospital CUF de Oporto, pero «está bien, estable y con el problema cardíaco resuelto».