ECATEPEC, Méx.- Un niño que se encontraba jugando en un terreno baldío descubrió una osamenta humana en el municipio de Ecatepec.

El macabro hallazgo se registró en un lote de la calle Adolfo Ruíz Cortines en la colonia Luis Donaldo Colosio cuando el pequeño avisó a sus familiares y vecinos sobre el descubrimiento.

Pobladores acudieron hasta el lugar y observaron que los huesos aún estaban cubiertos de sangre y el cráneo, que se encontraba entre las hierbas, tenían cabello largo y chino.

Las autoridades pensaron que los huesos eran utilizados para brujería, pero horas después resguardaron la zona y ordenaron el levantamiento de los huesos.

Se presume que la osamenta pertenecía a una mujer y que fueron arrojados durante la madrugada.